Image default
Cultural General Institucional

DÍA DE LA CANCIÓN ANDINA: Música y memoria

La música es el espíritu de una Nación. Su diversidad, cultura y emoción retratan a su pueblo y al país que los reúne. En el Perú se instauró el Día de la Música Andina desde el 2006, pero podemos decir de que gozamos de una fuerte tradición musical que sobrevivió a la invasión española como también a las medidas virreinales que irrumpieron en la autonomía del Ande y el Tahuantinsuyo. El Cusco, como tal vez no pudieron otras ciudades, ha resguardado su música en la cultura viva y en expresiones rituales como la peregrinación al Sr. de Qoyllur Rit’i o la festividad del Corpus Christi.

La música andina es el rostro y sentimiento de la comunidad. Sus exponentes los encontramos en el huayno en todas sus variaciones como también en cientos intérpretes en cada región. En el Cusco debemos recordar al Trío Canchis, Condemayta de Acomayo, los Campesinos de Paucartambo, Sonia Yasmina de La Convención, los Bohemios de Maras, el Trío Imperio, Pancho Gómez Negrón, Pablucha Venero y Miguel Ángel Hurtado (1922 – 1951), autor de la célebre canción “Valicha” que originalmente se compuso como “Tusuy”. Gracias al Prof. Vladimir  Alejo Hurtado Sánchez, sabemos que Valeriana Huillca Condori (cuyo diminutivo era Valicha) fue la inspiración de esa canción que primero tuvo connotaciones románticas y más adelante se deconstruyeron las letras, dejándonos una canción emblemática pero con un marcado sesgo racial y discriminador para la legendaria Valicha que falleciera nonagenaria, un domingo 18 de mayo del 2014.

Con los años, vamos perdiendo los motivos de inspiración, a músicos y compositores. Esta semana se anunció la muerte del solista apurimeño, Manuel Silva, conocido como “Pichinkucha”. El pintor ecuatoriano Guayasamín, lo consideraba “el mejor cantante popular del Perú y uno de los más grandes de América Latina”. Ha dejado un gran vacío pero también una importante escuela como lo haría también Wilfredo Quintana Alfaro, fundador y miembro entrañable de “Los Campesinos”, junto a los hermanos Jorge y Adolfo Núñez del Prado. También nos ha dejado, pero surge por lo mismo, la necesidad de seguir fomentando la música nuestra como también un apoyo real a sus exponentes y artífices. Otra gran tarea a incluir en las aún inexistentes políticas culturales de nuestro país.

Publicaciones Relacionadas

GARCILASO, PERUANO DEL BICENTENARIO: El Inca Garcilaso y las elecciones: reflexiones sobre la aplicabilidad de su pensamiento político en el s. XXI

pugarte

FERIA DE PROYECTOS: Concurso online

pugarte

CONCURSO DE TIKTOK: Marketing Week

pugarte